Paxton Winters: “No quería entrar en las favelas, porque me daba pánico”

Pacificado obtiene la Concha de Oro y es la gran triunfadora de San Sebastián. El film también consigue otros dos galardones: Bukassa Kabengele gana la Concha de Plata al Mejor actor y Laura Merians se alza con el Premio del Jurado a la Mejor fotografía.

DSC_0091
El director Paxton Winters posa junto al guionista Wellington Magalhaes con la Concha de Oro en el festival de San Sebastián. Foto: Eduardo Acín.

La película, que todavía no tiene una fecha de estreno en las salas de cine españolas, está ambientada en la ciudad brasileña de Río de Janeiro durante los días posteriores al término de los Juegos Olímpicos que se disputaron en aquella urbe en el año 2016.

El largometraje se centra en la vida de Jaca. Este personaje es un antiguo líder de las favelas que acaba de salir de prisión después de haber cumplido una larga condena. Los habitantes de los asentamientos quieren que vuelva a encabezar la comunidad, ya que Nelson, el actual jefe, está imponiendo unas políticas basadas en la autocracia y en el terror. Sin embargo, Jaca pretende alejarse del mundo criminal y desea convertirse en un ciudadano cívico, porque su intención es retomar la relación afectiva con su hija Tati, y montar un restaurante. El personaje pronto se da cuenta de que es muy complicado abandonar la corrupción y la violencia, y se ve obligado a efectuar una serie de sacrificios y de desafíos para dejar de lado ese ambiente.

Paxton Winters, director y coguionista de la película, comenzó a conocer y a comprender el estilo de vida de las favelas de Río de Janeiro, debido a que tuvo una efímera relación sentimental con una joven que residía en el asentamiento de Morro dos Prazeres. El cineasta ideó la realización de un pequeño proyecto que reflejara las relaciones humanas y los códigos de honor que existían en los barrios chabolistas periféricos brasileños. Lo que comenzó siendo un cortometraje documental, acabó desembocando en un largometraje dramático, que desprendía un potente mensaje de denuncia social.

Winters reconoce que al principio le horrorizaba el hecho de tener que grabar en los asentamientos chabolistas, pero comenta que pronto se dio cuenta de que era necesario seguir adelante con el desarrollo del proyecto. “No quería entrar en las favelas, porque me daba pánico. Sin embargo, comprendí que todo lo que había merecido la pena en mi vida se había producido tras enfrentarme a mis miedos”, afirma el director.

DSC_1103.JPG
El director Paxton Winters posa en el photocall del festival de cine de San Sebastián. Foto: Eduardo Acín.

El cineasta comenzó a convivir con los residentes del lugar, y escuchaba con atención las historias que le contaban los habitantes de las favelas. Winters trata de captar en la película la humanidad de las personas que viven allí, y busca retratar una imagen visual de sus sentimientos y de las conexiones personales que los unen en una identidad unitaria y fuerte. “Todas las ideas del guión salen tras prestar atención a los ciudadanos, y tras observar detenidamente el entorno social que les rodea. Yo simplemente soy el conducto que canaliza las inquietudes y los problemas existentes en la comunidad”, declara el director.

El guión de Pacificado está coescrito por Wellington Magalhaes, Winters y Joseph Carter. Los tres guionistas pretenden alejarse de los estereotipos de los largometrajes sobre las favelas, y proyectan los sentimientos íntimos y la integridad humana de los habitantes de las comunidades negras y mestizas de Río de Janeiro. “Las películas sobre las favelas suelen mostrar una serie de tiroteos entre las bandas y la policía que acaban con muchos asesinatos. Nosotros queremos contar una historia diferente. Decidimos acoger una nueva perspectiva que enseñe que en esos lugares también existe el amor, la amistad y el honor”, asegura Magalhaes.

DSC_1090.JPG
El director Paxton Winters posa en el photocall del festival de cine de San Sebastián. Foto: Eduardo Acín.

La productora llegó a contratar a diversas personas que vivían en la comunidad, con el fin de garantizar la protección del equipo y de conseguir un acercamiento con los habitantes de las favelas. La gente colaboró, abrazó el proyecto desinteresadamente y abrió sus casas para grabar allí varias escenas de la película. Incluso, los productores realizaron un cásting para contratar como actores a los residentes de los asentamientos. En una de esas pruebas, descubrieron el talento interpretativo de Cassia Nascimiento, que encarna el personaje de Tati, la hija de Jaca.

La intérprete profesional Débora Nascimiento también forma parte del proyecto. La actriz encarna el papel de una drogadicta, que tiene una relación sentimental con el antiguo líder de las favelas, por lo que la intérprete sufrió un gran cambio de imagen en la película. “Realicé un duro proceso de transformación física para convertirme en un personaje adicto a las drogas, ya que tuve que perder mucho peso. La protagonista tenía que ser creíble, por lo que dejé de lado la vanidad y las preocupaciones respecto al aspecto estético de mi cuerpo”, asevera Nascimiento.

Pacificado no tiene una fecha de estreno, por lo que los espectadores aún tardarán unos meses en visionar este magnífico film. La película cuenta con las interpretaciones de Bukassa Kabengele, Cassia Nascimiento, Débora Nascimento y Léa Garcia.

Realizado por: Eduardo Acín (Periodista)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: