La trayectoria biográfica y artística de Diego Velázquez I

Diego Velázquez nació en Sevilla en el siglo XVI. Su maestro fue el pintor Francisco Pacheco. Velázquez se convirtió en un maestro pintor de imaginería y de pintura al óleo. Consiguió una licencia para practicar su arte en todo el Reino de España, obtuvo otra licencia para tener una tienda pública y logró una tercera licencia para enseñar pintura a sus aprendices.

Primera etapa: Sevilla. Velázquez ya alcanza en su primera etapa sevillana la verdadera imitación de la naturaleza, que es el horizonte fundamental en el que se basa el arte del Barroco. El autor busca imitar a la naturaleza, y pretende dotar a sus obras de unos significados intelectuales asociados a la representación pictórica. Velázquez sigue el camino y se inspira en las obras de varios artistas fundamentales, entre los que destacan Caravaggio y José de Ribera.

En esa época, Sevilla es la ciudad de la que parte el comercio de Indias, por lo que es un centro comercial muy importante, y existe un tráfico de obras pictóricas muy profuso en la ciudad andaluza. Sevilla tiene un ambiente muy cosmopolita, en donde hay muchos contactos comerciales internacionales.

El autor realiza obras profanas y obras religiosas. Sus cuadros poseen una iluminación tenebrista, que viene heredada del naturalismo que observa en las pinturas de Caravaggio. El pintor realiza unos efectos lumínicos magistrales. Recrea ambientes en los que predomina un silencio muy rico en matices y en significados simbólicos. Crea bodegones, aunque no representa el bodegón como un género independiente, sino que los realiza en relación a figuras humanas y a fábulas, en los que Velázquez subraya un interés por la vida cotidiana de la sociedad de la época, y tiende a representar a los seres humanos junto a diversos elementos comunes de la cotidianeidad inanimada, que son propios de la temática del bodegón, como pueden ser alimentos o instrumentos de cocina.

En cuanto a los bodegones relacionados con las fábulas divinas, Velázquez introduce una temática religiosa, que está vinculada a las escenas sagradas de la Biblia. Estas obras están inspiradas en imágenes caravaggescas y en los cuadros de Ribera que conoce en su Sevilla natal.

Cristo_en_casa_de_Marta_y_María,_by_Diego_Velázquez
Fuente: página oficial National Gallery de Londres (Inglaterra)

Cristo en casa de Marta y de María: realizado por Velázquez en el siglo XVII. Es un bodegón en el que se mezcla lo cotidiano y lo humano con lo religioso y lo divino. La composición principal del cuadro es una escena de la vida cotidiana, en donde una mujer observa al espectador, mientras está realizando la comida. En la obra aparece representado un instrumento de cocina y varios alimentos perecederos. Una anciana se acerca por detrás para dialogar con la mujer que está preparando la comida. Las dos mujeres mantienen un contacto gestual, ya que la anciana está señalado algo a la cocinera antes de hablarle. Presumiblemente la anciana está señalando con el dedo hacia la escena secundaria, que es la que titula el cuadro. Velázquez vincula, a través de ese gesto, la escena principal cotidiana del bodegón con lo que sucede al fondo de la composición, que cuenta una narración bíblica en la que Cristo acude a casa de Marta y de María.

El autor reflexiona sobre la distancia existente entre la realidad cotidiana y la ficción religiosa. Velázquez pretende realizar una reflexión sobre la frontera que hay entre la historia bíblica, que se encuentra situada al fondo de la composición, y la realidad cotidiana y humana que está representada en primer término. El pintor muestra un naturalismo perfecto y refleja una gran capacidad para representar a las figuras humanas de una forma muy realista y cotidiana, frente a la escena divina de la ventana. La composición simboliza un juego entre la realidad mundana y la historia bíblica sagrada.

1024px-VELÁZQUEZ_-_Vieja_friendo_huevos_(National_Galleries_of_Scotland,_1618._Óleo_sobre_lienzo,_100.5_x_119.5_cm)
Fuente: página oficial National Gallery de Edimburgo (Escocia)

Vieja friendo huevos: realizado por Velázquez en el siglo XVII. El autor recrea un bodegón sin ningún tipo de referentes religiosos. El pintor realiza una obra con un naturalismo absoluto de la cotidianeidad. En la composición aparece una anciana friendo huevos. Velázquez logra la perfección en la representación de cada uno de los elementos que componen la escena. El pintor realiza un trabajo muy detallista, ya que recrea detalladamente el aceite hirviendo con el que se están friendo los huevos. El autor también se detiene a representar con gran detalle la transparencia de una jarra de vidrio, ya que permite ver, a través de la propia jarra, la imagen de la mano del niño que la sostiene. Velázquez le confiere tanta importancia a la representación del bodegón, como a la recreación del retrato de los personajes de la escena.

La obra tiene un marcado carácter tenebrista, ya que el pintor crea unos fuertes contrastes lumínicos, que generan y subrayan gracias a la luz, el volumen de las figuras humanas. Los rostros de los personajes están muy iluminados, mientras que los fondos de la escena desaparecen, con la intención de que destaquen más intensamente las figuras humanas. Velázquez realiza en la obra una especie de inventario de los diferentes instrumentos de cocina cotidianos que se usan en esa época.

Segunda etapa: Madrid. Se convierte en pintor oficial del rey Felipe IV. Elabora los retratos de la Familia de los Habsburgo.

eyJ0eXAiOiJKV1QiLCJhbGciOiJIUzI1NiJ9.eyJpbSI6WyJcL2FydHdvcmtcL2ltYWdlRmlsZVwvdmVsYXpxdWV6LWJvcnJhY2hvcy5qcGciLCJyZXNpemUsMTUwMCJdfQ._FBIp7xZqOqf1yKPm_0hADenvV3nYBHKc-kOIE5Pk68
Fuente: página oficial Museo del Prado de Madrid (España)

Los Borrachos: realizado por Velázquez en el siglo XVII. Es una obra mitológica. La composición es una fusión entre las características de su pintura durante la etapa sevillana, con la incorporación de una temática mitológica. Velázquez muestra un gran interés por representar a la naturaleza y a la realidad de forma fidedigna y por recrear a las figuras humanas de una manera muy real, es decir, de una forma totalmente ajena a la idealización. La composición posee un tono naturalista muy exacerbado.

La luz sigue teniendo mucha importancia. Existen contrastes lumínicos muy marcados. El claroscuro continúa estando presente en su obra. El claroscuro le sirve para modelar a las figuras humanas y para dotarlas de volumen. Los rostros de los personajes son muy expresivos y muy realistas. Velázquez pretende expresar una burla de la Antigüedad clásica, ya que recoge un tema clásico y lo fusiona con un grupo de borrachos, que están situados en la parte de la derecha de la composición. Los personajes están celebrando una bacanal.

La interpretación tradicional del cuadro indica el triunfo de Baco con un tono muy burlesco, en donde pretende desarrollar una burla de la Antigüedad clásica. Sin embargo, una nueva reinterpretación de la pintura asegura que el autor quiere realizar una alegoría del vino como un elemento inspirador de los poetas. El Dios Baco aparece coronando a uno de los borrachos con una corona de laurel, que alude a los poetas y a la poesía, y no con una corona de vides, que está vinculada con la embriaguez.

Tercera etapa: Italia. Coincide con Peter Paul Rubens y éste le convence para viajar a Italia a completar su formación como pintor. Allí estudia la escultura antigua y observa las obras de Miguel Ángel y de Rafael. Velázquez visita las ciudades de Génova, de Bolonia, de Roma y de Nápoles, en donde conoce a Ribera.

Vista del jardín de la Villa Medici de Roma con la estatua de Ariadna
Fuente: página oficial Museo del Prado de Madrid (España)

El Mediodía: realizado por Velázquez en el siglo XVII. Es una pequeña obra que recrea una vista de la estatua de Ariadna y del jardín de la Villa Médici en Roma durante la hora del mediodía. Es una pintura muy enigmática, ya que no existe una interpretación clara de la obra. La escena aparentemente no se refiere a ninguna narración literaria. Velázquez pinta simplemente a dos figuras humanas que están en ese espacio sin más. Supuestamente son apuntes del pintor, que toma del natural para elaborar en el futuro una obra de mayor entidad. Aunque hay discrepancias, porque realmente sí que parece una obra acabada sobre un paisaje al aire libre.

Es una composición de temática paisajística. En el Barroco, el género del paisaje requiere de la representación de algunas figuras o de unos elementos  trascendentes para que sirvan de excusa y de anécdota a la hora de justificar la composición. El paisaje todavía no está considerado como un género independiente. Sin embargo, Velázquez pone el foco de atención en la naturaleza y en el paisaje. Tiene mucho interés en captar el instante. Pretende captar el instante del día durante el mediodía. El pintor realiza un estudio de las luces cambiantes del natural. Su pincelada cada vez es más deshecha, aplicando el óleo con gran rapidez y soltura, formando así manchas de color y de luz. Se duda sobre si la elabora en su primer o en su segundo viaje a Italia. Se supone que la realiza en su primer viaje, porque el autor utiliza en la composición una imprimación en un tono naranja, que abandona después de su primera estancia en Italia, en la que tras volver a España, ya trabaja sobre una base en gris, y no sobre una base anaranjada.

Esta obra está vinculada con el impresionismo posterior. Velázquez pinta al aire libre y crea una obra en la que representa una determinada hora del día, en un rincón del jardín de la Villa Médici.

Realizado por Eduardo Acín (Periodista)

Bibliografía:

Ramírez, J.A. Historia del Arte. 3, La Edad Moderna. Madrid : Alianza, 1999.

Checa, Fernando. Guía para el estudio de la Historia del Arte. Madrid: Cátedra, 1980.

Gombrich, Ernst Hans. La historia del arte. Madrid: Debate, 2006.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: